Search

En El Centro de La Tormenta

A principio del año, se empezó a escuchar pequeñas gotas de agua que caían sobre la barca en la que algunos se encontraban. Pasaron los días, y esa pequeña llovizna se convirtió en una tormenta aterradora, que ya no solo atacaba esa barca, si no que amenazaba a los 5 océanos, causando conmoción y miedo. ¿Te suena familiar esta historia? Puede que sí, nos estamos refiriendo al caos en el que el mundo se encuentra en estos momentos, pero también de la historia que encontramos en Marcos capitulo 4. Jesús y sus discípulos se encontraban en una barca tratando de cruzar al otro lado, cuando una tormenta empezó azotar. Los discípulos se encontraban con miedo, como se encuentra el mundo en estos momentos. Jesús dormía tranquilamente cuando ellos lo despertaron completamente aterrados. En estos momentos de incertidumbre, muchos han empezado a culpar a Dios por no hacer nada, por quedarse callado o dormido en la angustia que se encuentra el mundo. Los discípulos le preguntaron “Maestro, ¿No te importa que nos estemos hundiendo?” Al levantarse Jesús, le ordeno al viento que guardara silencio, y le dijo al mar que se quedara quieto. Ambos le obedecieron, y todo quedo tranquilo. Los discípulos aún seguían asustados, así que Jesús les pregunto: ¿Por qué están asustados? ¿Todavía no tienen fe?

Pensemos en esa ultima pregunta, ¿Todavía no tenemos fe? Es normal que sintamos miedo, y que nos asuste no saber que pasara con nuestras vidas, pero es en este tiempo de incertidumbre y de pánico cuando debemos transformar ese miedo en fe. Conocemos de los milagros que nuestro Padre ha hecho, proclamamos cuan grande es nuestro Dios, ¿Pero lo creemos? Puede que el mundo este en medio de una tormenta que parece no tener fin, pero nosotros estamos en la barca donde va Jesús, que, aunque parezca que El duerme, nuestro Señor tiene el control completo de la situación. No sabemos cuando acabara todo este caos, puede que pasen semanas o meses enteros, pero lo que si sabemos es quien es nuestro Dios, y creemos en sus promesas.

Isaías 41:10 Reina-Valera 1960

10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

38 views
LLUVIAS DE
GRACIA
   VIRGINIA

(703) 801-4420

info@lluviasva.com

22870 Dominion Ln

Sterling, VA 20166

  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon

©2019 LLUVIAS DE GRACIA VIRGINIA

logo001.png